Friday, 28 October 2016

La Yoga no te sirve para nada si solamente se basa en un ejercicio físico. La Yoga de verdad, ¿para qué sirve?

Esto es para todas esas personas que creen que están haciendo yoga en algún gimnasio, u otro concepto de puro ejercicio físico. Si solamente te están dando instrucción en cuanto a cómo debes hacer tal o cual postura, o asana, o si el instructor, aunque no sea de Yoga, solamente te está dirigiendo hacia alcances puramente físicos, te están timando.

A lo largo de los ya más de 15 años que practico Yoga he conocido de todo tipo de instructores. Sin embargo, los mejores instructores han sido aquellos que dominan las asanas, o aquellos que han enseñado meditación y sus técnicas profundas,ni tampoco aquellas instructoras que son aparentemente perfectas y tan flexibles que quedan excelentes para la foto o el vídeo. Salvo un pequeño detalle, la vida de todos ellos era un desastre.

Así es. El precepto shamánico y de iniciación que dice: "Ante cualquier persona que se te presente como un ´maestro´, primero mírale la vida."

Yoga Vedanta en Centro Nuad
Todos aquellos maestros y maestras que me enseñaron que no aplicaban ninguno de los preceptos y conceptos tan profundos y altos espiritualmente, que no los comprendían, a sus vidas, fueron grandes maestros. Y por ello, me dí a la tarea de estudiar y ver la vida de todos, y también la vida de quienes aplicaban todo aquello que enseña la Yoga. La Yoga de verdad. 

¿Y cuáles son éstos preceptos?

Pues la Yoga registrada en los Vedas, o libros sagrados de la India, de donde viene la Yoga, marcan lo que se le llama El Camino del Óctuple Sendero, o Ashtanga, que no se trata de solamente dar piruetas y hacer maravillas con el cuerpo, que lo hacen, en verdad. 

Y el primer paso del óctuple sendero es Yama, o la conducta moral. Esto quiere decir que el Yogui o la Yoguini deben practicar actitudes que vayan e acuerdo a sus valores más elevados espiritualmente. Ya sea el valor de la generosidad, el valor de las Leyes del Karma, todo aquello que te haga mejor y te haga sentir bien, sin remordimientos, sin culpas, sin sufrimiento. Esto es la condcuta moral de verdad, y el primero precepto de la Yoga a aplicar. 

¿De qué te sirve hacer yoga si en tu vida diaria tratas a la gente con desprecio? ¿De qué te puede servir hacer una yoga perfecta y sus posturas si mientes a la gente?

La Yoga, se aplica a todo y a cada instante de la vida del Yogui, si no es así, entonces lo que practicas es sólo un ejercicio físico.

Seguiremos con los conceptos restantes en artículos subsecuentes.