Friday, 11 May 2018

En el pedir está el carecer. Claves de la Prosperidad.

A ver, ponte en serio a pensar lo que vas a pedir. Y te haré varias preguntas,y ojalá, por tu propio bien, y felicidad, que respondas con honestidad:
1. Lo que pides, ¿lo necesitas?
2. Lo que pides, ¿lo deseas?
3. Lo que pides, ¿ya lo das de antemano?

Estas preguntas fueron base para que yo me diese cuenta de que en su momento, todo lo que yo pedía a Dios en mis oraciones, en mis rituales diarios, tenía que ver con la sensación constante de carecer de todos esos dones que yo deseaba. 

Me cayó, no el veinte de cobre, como dice una amiga muy querida mía, sino que me cayó el centenario, la onza troy de Oro, cuando me dí cuenta, y tan sólo en esa frase está la clave de llaves, de que todo aquello que yo creía necesitar, desear o querer en mi vida, me hacía permanecer así, en la carencia total de todo eso. 

Y por favor, léelo perfectamente: al DARTE cuenta, comienzas a contar con todo lo que ya tienes en tu vida, físicamente, o sea, se materializa todo lo que fue en principio, una idea tan solo. 

Verás, para mí la vida es una preparación para recibir, pero parte de esa preparación está en dar en primera aquello que se pretende recibir. Gran clave de esa preparación es también el que te des cuenta que antes de recibir los regalos de Dios y su Universo, tienes que SER alguien diferente. Y otra parte está en precisamente carecer, y darse cuenta de que es de ese sentimiento del cual hay que vaciarse en pensamiento y alma, o Mente. El verdadero regalo está nuevamente, en DARSE CUENTA. A esto le llaman Consciencia, o 'Awareness', en inglés, cuando te despiertas de un sueño, o pesadilla, pero te das cuenta finalmente de lo que es. 

Lo que pides, lo haces desde la carencia. Lo que das, te da ya lo que supuestamente en principio necesitabas, entonces aquí tienes esa llave que abre todas las puertas de lo que quieres y deseas. Y la clave está en MERECER, o mejor dicho en el MÉRITO.


Dicen los que te enseñan afirmaciones, totalmente vacíos de potencia, repite tus afirmaciones diariamente y lo lograrás. Afirmaciones tales como: 'Ya estoy lista para recibir lo que merezco por derecho divino.' Y te voy a explicar la única parte que no te enseñan los repetidores de afirmaciones vanas para la potencia del campo pránico Universal. Esto es, que si tu sentir se encuentra comprometido con la sensación de carencia en tu vida, con que te hace falta algo para ser feliz, con miedo, incertidumbre y CERO GRATITUD, entonces lo que el campo de energía pránica lee de ti es solamente la carencia, totalmente en contra de lo que puedas pensar que estás listo/a para recibir pues lo mereces. Tus emociones marcan lo que mereces en tu Mente. Y tu sensación de que te hace falta es lo que te mantiene en ello, por ende, tienes lo que mereces todo el tiempo. 

Mucha gente piensa que merece lo mejor, pero se prepara para lo peor, sus sentimientos no están acordes con sus pensamientos e intenciones. 

En el pasado el dicho: 'en el pedir está el dar', hizo mucha merma en la Mente de todos los que creímos en esa frase y oración. Tenía que ver con la forma de pedir, no el hecho de NO NECESITAR PORQUE YA LO SIENTES DADO EN TI. Esto es elevar tu frecuencia vibratoria, tus emociones y sensaciones creando en ti reacciones bioquímicas adhoc a tu Gratitud total por ver todos tus deseos, metas, y objetivos satisfechos. Pero sobre todo, tus metas de SER alguien mejor y merecedor, o sea, al nivel de lo que esperas recibir.

¿Cómo crees que Dios te va dar algo para lo cual no estás preparado? ¿Cómo le va a dar al despilfarrador o al que se siente pobre, en la inconsciencia total, los millones y millones de dinero que desea? 

Dios juega en su Universo, y nos permite ciertas libertades, pero es totalmente condicional. Tienes que ponerte a su nivel y no verte menos que Él, puesto que la condición es una sola: lo que crees lo creas

La verdadera oración potente es: EN EL DAR ESTÁ TU SENTIR. Y lo que sientes importa más al Universo, pues somos parte de un entramado, un entretejido tántrico hermoso que todo el tiempo está en inter-comunicación.

Y con tus sentimientos constantes defines lo que eres ahora y estás siendo para Dios y su Universo.
PEDIR ES CARECER
DAR ES TENERLO TODO
AGRADECER ES AGRADAR AL UNIVERSO ENTERO, Y BRILLAR."

José Castorena